Ecuador autoriza el uso de cannabis y sus derivados como ingrediente de alimentos y suplementos alimenticios

file

 

En febrero 2021 la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) de Ecuador aprobó por Resolución la normativa técnica para regular y controlar el uso y consumo humano de productos terminados que contengan cannabis no psicoactivo o cáñamo, y sus derivados. ARCSA considera productos terminamos tanto a alimentos procesados, bebidas, aditivos alimentarios, suplementos alimenticios, como cosméticos y medicamentos.

En el caso de alimentos procesados y suplementos alimenticios, que se elaboren con cannabis non psicoactivo o cáñamo, o sus derivados, deben contener un valor de delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) inferior al 0.3% en el producto terminado, lo cual deberá demostrarse con un certificado de análisis emitido por alguno de los establecimientos autorizados en la normativa. A su vez, la concentración de cannabis no psicoactivo o cáñamo deberá declararse en el rótulo del producto.

Se destaca que se prohíbe utilizar concentraciones de cannabinoides con un nivel de ingesta que presente una actividad terapéutica, así como realizar declaraciones que le atribuyan propiedades terapéuticas en el rótulo y su publicidad. Adicionalmente no se podrán elaborar productos terminados con cannabis no psicoactivo o cáñamo, y sus derivados, que estén dirigidos a lactantes, niños pequeños y menores de 12 años.

Así, Ecuador se suma a Uruguay, siendo los dos únicos países de la región de América Latina que de momento autorizan el uso de cannabis en alimentos y suplementos alimenticios.

Por: Eugenia Muinelo, Gerente de Asuntos Regulatorios en EAS Strategies